El Injerto Capilar

injerto capilar madridLa caída el cabello es una condición muy común, tanto que afecta a un 70% de la población masculina y a un 30% de la población femenina en algún momento de la vida. A pesar de no presentar ningún tipo de riesgo para la salud, la calvicie o alopecia puede tener efectos sobre la autoestima de los que la padecen, pudiendo incluso desencadenar en depresión. Esto es más alarmante en el grupo femenino, ya que al tener menos incidencia en este género, produce mayor rechazo y problemas psicológicos. Muchos se esmeran en el cuidado del cabello para conservarlo, pero lamentablemente esto no es suficiente, ya que la alopecia cuenta con un fuerte componente hereditario que es el determinante real de esta.

Durante siglos, la lucha contra la pérdida del cabello ha sido el santo grial de la dermatología. Miles de productos se comercializan actualmente para tratar la caída del pelo, pero realmente muy pocos, por no decir ninguno, son realmente útiles. La muestra más palpable es que se conocen ungüentos de este tipo en el mercado desde siempre, pero siempre han existido calvos.

Injerto Capilar Madrid

Hoy día, gracias a técnicas quirúrgicas revolucionarias, se puede volver a  tener pelo gracias a la cirugía con el  mejor cirujano capilar de España. Además, también se puede retrasar la pérdida del cabello gracias a nuevos procesos como el tratamiento capilar con plasma rico, o la mesoterapia capilar. Estos procesos se aplican inyectados directamente en el cuero cabelludo, lamentablemente, la mayoría de pacientes no se ocupan de tratar la alopecia hasta que es demasiado tarde. En estados avanzados, la única opción efectiva es un trasplante capilar.

Existen varias técnicas de trasplante capilar que han ido evolucionando con los años pero, sin duda alguna, la que mejor resultados ofrece hoy día es el trasplante capilar FUE, siglas provenientes del inglés que hacen referencia a la extracción de unidades foliculares. Con esta técnica, el cirujano se puede extraer folículos pilosos de zonas no afectadas por la calvicie (zona donante), y se injertan en las zonas a tratar (zona receptora). Las unidades foliculares contienen de 1 a 4 cabellos, y la piel en la que crecen estos. Al injertarlos en la zona receptora, también se injerta la raíz de los cabellos, por lo tanto el cabello sigue creciendo con naturalidad en esa zona, produciendo unos resultados espectaculares.

Para recibir un injerto capilar las únicas condiciones son las de encontrarse saludable y tener cabello suficiente en la zona donante para repoblar la zona receptora. En raras ocasiones, se produce un rechazo de los folículos trasplantados. Para determinar esto, los  dermatólogos realizan las pruebas pertinentes antes de proceder al trasplante completo, que normalmente se hace en varias sesiones. Se trata de una técnica quirúrgica muy segura.

Injerto capilar: qué hay que tener en cuenta

bald manLos injertos capilares han ganado mucha popularidad en los últimos tiempos. Gracias a los espectaculares resultados que se consiguen con esta técnica, muchas personas que sufrían pérdida de cabello se han animado a ponerse en manos de un especialista.

Teniendo en cuenta que cada caso es distinto y que no se consiguen los resultados deseados en el 100% de ellos, no está de más tener al menos unas nociones básicas de qué factores hay que tener en cuenta a la hora de sopesar las posibilidades de éxito de un injerto capilar.

En primer lugar, como en toda operación quirúrgica, se recomienda que los pacientes presenten buena salud, de forma que disminuya el riesgo de aparición de posibles complicaciones.

Además de este factor general, también hay otros criterios específicos para los injertos capilares. Así, los mejores pacientes para recibir un injerto capilar son personas de mediana edad cuya pérdida de cabello se ha estabilizado, lo cual ayuda al cirujano a saber exactamente en qué zonas debe trabajar y qué cantidad de injertos capilaresdebe poner.

Por otra parte, en esta clase de cirugía, las probabilidades de éxito entre los hombres son mucho mayores que en el caso de las mujeres. Esto es debido a que la alopecia entre los hombres suele estar mucho más focalizada en algunas zonas específicas, mientras que en las mujeres presenta una distribución mucho más difusa por toda la cabeza.

Debido a ello los hombres son mejores candidatos a la hora de realizarse un injerto capilar, salvo en el caso de que tengan un pelo fino y difuso. En aquellos hombres con un pelo grueso y fuerte, tras el injerto capilar se conseguirá una mayor densidad y mejor apariencia. Además, el pelo ondulado y rizado también ayuda a lograr una mayor sensación de densidad que el cabello liso.

En el caso de ciertos pacientes que no reúnen las condiciones idóneas para someterse a este tratamiento, es recomendable contactar previamente con un dermatólogo que será quién mejor pueda aconsejar en función de las características particulares de cada caso y que sirva de guía durante todo el proceso

Tomar la decisión de realizarse o no un injerto capilar no debe basarseexclusivamente en el precio, sino que deben estudiarse en conjunto todos los factores mencionados para tratar de asegurarse de que el injerto capilar tiene un alto porcentaje de probabilidades de éxito.

La técnica de un injerto capilar paso a paso